Traer la mente al presente

Es habitual que en nuestro día a día vayamos “corriendo” a todos lados, como pollos sin cabeza, que se suele decir, lo que hace que nuestro cuerpo vaya por un lado y nuestra mente por otro. Cuando llegamos a un sitio, siempre es el cuerpo el que llega primero, y si hay suerte al cabo de un rato llega la mente, que se ha quedado atrapada en el tráfico, en el semáforo, en ese tema pendiente que hemos dejado antes de llegar al lugar en el que nos encontramos … en definitiva, que siempre vamos por separado cuerpo y mente, lo que hace que nos encontremos en un momento de desconexión del momento presente y de nosotros mismos por ese motivo.

Para ello es interesante hacer un pequeño ejercicio, de forma habitual, en el que de manera consciente esperaremos a que nuestra mente llegue a nuestro cuerpo, al momento presente. Siempre que detectamos que nuestro cuerpo ha llegado, pero nuestra mente no está aún presente, es cuando de manera consciente pararemos durante unos instantes, allá donde estemos, y con un gesto amigable y cariñoso esperaremos a nuestra mente, haciéndola consciente de que no está con nosotros en el momento presente, y que sin juzgar ni valorar la esperamos para que se una a nuestro cuerpo.

Nos paramos durante unos instantes con actitud de espera tranquila, como quien espera a una persona con la que ha quedado y sabe que está apunto de llegar, con paciencia, centrándonos en la respiración, mientras esperamos a sentir como nuestra mente comienza a llegar y poco a poco conecta con nuestro cuerpo, y con el instante presente.

Mientras esperamos a que nuestra mente llegue al momento presente, somos conscientes de ello y evitamos hacer caso a cualquier pensamiento que pase por la cabeza, solo observamos la respiración y con calma, y paciencia, esperamos a que la mente conecte con nuestro cuerpo y con el momento presente.

Cuanto más practiquemos este ejercicio, más fácil nos será usarlo en cualquier momento que lo necesitemos. Por ello os invitamos a que lo hagáis a lo largo de vuestros días, como una rutina habitual y notaréis como vuestra mente poco a poco va habituándose a estar en el momento presente e ir de la mano con vuestro cuerpo.

Un comentario en “Traer la mente al presente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .